Construcciones medievales en España que merecen una visita

Construcciones medievales en España que merecen una visita

La mayoría de las ciudades y los pueblos de España viven en un cambio constante. Pasar diez o quince años sin visitar alguno de ellos puede suponer encontrarse con un escenario completamente desconocido; barrios que desaparecen, otros que se crean desde la nada, etc.

Pero también nos podemos encontrar con el caso contrario: cascos antiguos y pueblos por los que parece que no han pasado los años o, incluso, los siglos.

Si quieres descubrir las mejores construcciones medievales en España que puedes visitar y recorrer no dejes de leer. Esta aventura te llevará a algunos escenarios verdaderamente de película.

Besalú

Este pueblo de Gerona, ubicado concretamente en la comarca de la Garrocha, es uno de los pueblos medievales más famosos y mejor conservados de toda la península Ibérica, algo que se percibe ya con la vista del puente que da entrada a Besalú. Su reconocimiento como punto de interés viene de lejos, ya que forma parte, desde 1966, del Conjunto Histórico-Artístico por su gran valor arquitectónico.

Besalú en Gerona

El germen de su carácter medieval se puede decir que es el castillo, del siglo X, pero la visita al pueblo no puede dejar de lado el recorrido por sus entrañables callejuelas estrechas y empedradas, y la visita al barrio judío, a la Iglesia de San Vicente o a la Sala Gótica de la Curia Real.

Santillana del Mar

Esta villa cántabra es uno de los mayores atractivos turísticos de su región. Su reconocimiento como Conjunto Histórico-Artístico se remonta a 1889, aunque los orígenes del municipio nos llevan a la construcción de la abadía de Santa Juliana, allá por el siglo VIII, que actualmente es la colegiata a partir de la cual se fue desarrollando el resto de la villa.

Santillana del Mar en Cantabria

A los encantos arquitectónicos que ofrecen sus calles y plazas hay que sumar otro enorme factor que atrae a miles de turistas cada año: la cercana cueva de Altamira, uno de los conjuntos de arte rupestre más importantes de toda Europa. Y, cómo no, la oferta gastronómica, que satisfará a todos los paladares, incluso a los más exigentes.

Albarracín

Este pequeño municipio al sur de Teruel es otra de las joyas arquitectónicas medievales que podemos encontrar en nuestro país. Su nombre actual es herencia de la presencia musulmana, hasta el siglo XII, aunque allí se han encontrado vestigios mucho más antiguos, desde épocas prerromanas.

Albarracín en Teruel

Desde 1961 es Monumento Nacional, y también se encuentra propuesta para ser nombrada Patrimonio de la Humanidad por la relevancia de su patrimonio arquitectónico e histórico. Lo majestuoso de sus murallas, así como el casco histórico lleno de calles empinadas, pasadizos y escalinatas, hacen de éste uno de los pueblos medievales con mayor encanto.

Pedraza

Sus orígenes parecen remontarse a la época romana, aunque el auge de esta pequeña localidad segoviana sucedió en la Edad Media y Moderna, con una floreciente industria lanar que exportaba tejidos al resto de Europa.

Pedraza en Segovia

Recorrer sus calles empedradas y atravesar todos los rincones de su núcleo urbano es como viajar al pasado, gracias al esmerado cuidado y rehabilitación que se hizo en este municipio y que le llevó, ya en 1951, a ser declarado Conjunto Histórico-Artístico.

Peratallada

De vuelta en Gerona, ahora nos acercamos a la comarca del Ampurdán y visitamos este pueblo que, a pesar de su pequeño tamaño, tanto impacta visualmente a sus visitantes por su encanto arquitectónico y cultural.

Peratallada en Gerona

Fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1975, gracias al buen estado de conservación de su castillo, del siglo X, la iglesia románica de San Esteban, del siglo XIII, y del conjunto de todo el casco urbano, de configuración y apariencia plenamente medieval. Por cierto, en octubre se celebra allí uno de los mercados medievales más afamados de toda España.

Olite

En pleno corazón de Navarra se encuentra este conocido pueblo, cuyo fantástico casco antiguo y riqueza arquitectónica atraen a muchos turistas con ansias de explorar y recorrer rincones que les trasladen a otra época.

Olite en Navarra

El Palacio Real de Olite, conocido popularmente como el castillo de Olite, es uno de los monumentos más imponentes de toda Navarra y, junto a la iglesia de San Pedro y la iglesia de Santa María la Real, conforma un conjunto imprescindible para los interesados en la historia y la arquitectura tradicional española.

Aínsa

Más cerca de los Pirineos, al norte de Huesca, se encuentra Aínsa, otro de los pueblos con carácter medieval más carismáticos que podemos encontrar en nuestra geografía. En su casco histórico podremos recorrer rincones por los que no parecen haber pasado los años, y que le han valido a este pequeño pueblo el reconocimiento como Conjunto Histórico-Artístico desde 1965.

Ainsa en Huesca

Además, por su cercanía al Parque Natural de Ordesa y Monte Perdido, podemos aprovechar una bonita ruta por los hermosos parajes naturales de esta zona y luego acercarnos al pueblo, con lo que tendremos un plan muy completo y divertido.

Toledo

No queremos cerrar esta lista de propuestas medievales sin nombrar a Toledo. Aunque es cierto que su tamaño es mucho mayor que el del resto de componentes de esta lista, su época medieval fue tan rica que aún hoy en día podemos respirar la mezcla de las tres culturas –hebrea, musulmana y cristiana– que durante tanto tiempo convivieron allí.

La Catedral, el Alcázar, el Monasterio de San Juan de los Reyes, la Sinagoga de Santa María la Blanca, etc. Son muchas las visitas obligadas en el centro de Toledo, y muestra de ello no son sólo los miles de turistas que se acercan a conocerlo, sino el reconocimiento como Conjunto Histórico-Artístico en 1940 y como Patrimonio de la Humanidad, concedido por la UNESCO en 1986.

Toledo en Castilla la Mancha

Éstos son solo 8 propuestas para empezar a abrir boca. Pero en España tenemos la suerte de que las construcciones medievales son muchas y variadas, y os seguiremos ofreciendo más sugerencias para que vayáis conociendo todas ellas.

Previous Los museos y yacimientos arqueológicos que tienes que visitar en España
Next 11 volcanes que hay que ver en España

Autor

También podría gustarte

Turismo cultural 0 Comentarios

Qué ver en Pamplona en un día

Os proponemos una visita exprés a una ciudad con todos los ingredientes para hacer al viajero disfrutar: gastronomía, cultura y experiencias para todos los gustos.

Turismo cultural 0 Comentarios

Castilla-La Mancha: un viaje por la España medieval

Si las paredes hablasen, las de las fortalezas de Castilla-La Mancha desvelarían muchos secretos de la historia de España. ¿Conoces los castillos manchegos?

Turismo cultural 0 Comentarios

Altamira: un viaje al Paleolítico en Santillana del Mar

La cueva de Altamira es la representación de arte rupestre más importante a nivel mundial. Evitamos las restricciones y conocemos a fondo la gruta original.

0 Comentarios

Sin comentarios!

Tu puedes ser el primero en comentar este artículo!

Deja tu respuesta

5 × uno =