Los bufones de Arenillas en Llanes

Los bufones de Arenillas en Llanes

Hoy te proponemos un paseo por Puertas de Vidiago y los bufones de Arenillas.

Los bufones son uno de los fenómenos naturales más impresionantes de los que se pueden disfrutar y son tan accesibles como visitar Llanes, en el oriente asturiano. Los de Arenillas son los hermanos pequeños de los archiconocidos bufones de Pría, y son una buena alternativa para visitar de forma complementaria a estos o si por ubicación estuviéramos más cerca.

Los bufones son grietas y chimeneas abiertas en la costa; en esta zona, se sitúan sobre la plataforma de la rasa entre Llanes y Unquera. Las mareas son las causantes de este espectáculo natural tan singular; cuando el agua penetra en las simas marinas ejerce presión y forma los surtidores de agua pulverizada que llegan a alcanzar más de veinte metros de altura.

Sin embargo, aunque se acuda cuando la marea es baja y no se vea subir el agua, la visita no ha de decepcionar al turista: el ruido del mar bajo la roca es también toda una atracción, ya que, con el agua en calma, los respiraderos de las cavidades expulsan el aire comprimido con un sonido característico que atraerá a pequeños y mayores.

Los bufones de Arenillas

Los bufones de Arenillas son conocidos localmente como los quejidos del Bramadoriu. Como todo elemento natural, el desgaste forma parte de esta experiencia así que es interesante conocerlos sabiendo que son un espectáculo único y que el suelo terminará algún día por ceder. El bufón de Vidiago (también conocido como bufón de Puertas) recibe su nombre de los depósitos de gravas y arenas que se encuentran en su entrada.

'Si ruxe la mar pa Pría guarda lleña pal otru día'. Una visita al bufón de Arenillas #Asturias Clic para tuitear

El bufón de Vidiago en la literatura

El poeta romántico José Zorrilla, quien visitó la zona para pasar una temporada en casa de un amigo, dedicó estos versos en 1882 al fenómeno natural de Llanes:

Llaman a esto un bufón aquí en Vidiago,
porque bufa en verdad y estruendo mete
que da pavura y amenaza estrago:
a mí nombre poner no me compete
a las obras de Dios: lo que aquí hago
es venir a adorar a este boquete
al Dios para quien es la mar un lago,
y este extraño fenómeno un juguete.

Bufones de Vidiago o Arenillas

Cómo llegar a los bufones de Arenillas

Para llegar a estos bufones hay que conducir hasta Puertas de Vidiago, una población a diez kilómetros al este de Llanes, al lado de la carretera N-634 / E-70. Tras pasar un cartel que nos avisa de que hemos llegado a la localidad, se encuentra un paso a nivel (a la derecha si se viene del este, a la izquierda si se llega por el oeste). Tras atravesarlo, hay que pasar por un estrecho y ascendente camino asfaltado que culmina en un aparcamiento. Hay bastantes baches, así que conviene conducir con precaución. Existen paneles explicativos en la zona para disfrutar de la visita en todo su esplendor.

Previous 5 lugares para ir de festivales y soñar despierto
Next Los rincones menos populares para conocer Madrid

Autor

El Viajero
El Viajero 158 posts

Viajero apasionado por España. Escribo sobre mis viajes y destinos preferidos en www.elmapadelviajero.com

También podría gustarte

Destacados 1 Comentario

Los Bufones de Pría

El gran espectáculo ofrecido por los los Bufones de Pría, en Llames (Asturias) es solo uno de los pretextos para conocer el “Paraíso Natural” y todos sus rincones. En este post, te damos todas las claves para disfrutar de este entrañable destino y admirar una la espléndida muestra de la grandiosidad de la naturaleza.

Turismo en Galicia 0 Comentarios

La Cascada de Ézaro: un paraje espectacular del turismo de Galicia

Algunos destinos son divertidos, otros agradables o inolvidables y la clasificación suele cambiar según la experiencia de cada viajero. Y si el destino es la Cascada de Ézaro, ¿en qué

Turismo de naturaleza 0 Comentarios

Playas nudistas de Asturias: el paraíso del naturismo

Aunque no todo el mundo habla de las calas asturianas, están ahí y son impresionantes. Entre las más destacadas, encontramos auténticos paraísos de la cultura naturista. ¿Las conoces?

0 Comentarios

Sin comentarios!

Tu puedes ser el primero en comentar este artículo!

Deja tu respuesta

cinco − cuatro =