Qué ver en Sarria

Qué ver en Sarria

Sarria, en la provincia de Lugo, es parada obligatoria del peregrino pero esconde además un patrimonio cultural digno de visitar para cualquier turista.

Como saben todos los peregrinos, la distancia mínima para ganar la Compostela es de 100 kilómetros. Sarria es el lugar para aquellos que quieran partir a hacer el Camiño con garantías de alcanzar tan preciado reconocimiento. Por eso, vamos en primer lugar a hacer un breve resumen de las paradas que van desde aquí al “cielo”:

Etapas del Camino de Santiago desde Sarria (Camino Francés):

  • Sarria – Portomarín (22 kilómetros)
  • Portomarín – Palas de Rei (24 km)
  • Palas de Rei – Arzúa (29 km)
  • Arzúa – Rúa (19 km)
  • Rúa – Santiago (21 km)

Llegada a Sarria: qué visitar

Tanto si llegas a Sarria mochila a la espalda como si vas de escapada en coche a pasar unos días por la zona, Sarria es parada indispensable. A tan sólo 34 kilómetros al sur de Lugo, se accede por la carretera CG-2.2. Lugo-Monforte.

Resumimos a continuación los monumentos más emblemáticos para conocer durante una visita a Sarria, con una población de alrededor de 13.350 habitantes.

El río Sarria

Da nombre al pueblo y nace en las montañas de Triacastela. En él desembocan además los ríos Celeiro y Ferreiros. A su vera se encuentra el Malecón, zona de esparcimiento para comer o tomar algo en sus terrazas.

Ponte da Áspera

El Camino de Santiago dirección a Portomarín atraviesa este puente con tres arcos de época medieval y que ayuda a cruzar el río Celeiro. Entre sus materiales están trozos de pizarra y arcos de sillería de granito.

Villa Andrea

Se trata de un edificio del siglo XIX en pleno Sarria, concretamente, en la plaza de la Villa. Se conoce como Casa del Marqués y cuenta con una bonita capilla del Perpetuo Socorro. Una curiosidad: fue el primer lugar de Sarria donde se pudo ver la televisión. Fue en 1958.

Capilla del Perpetuo Socorro en Villa Andrea.

Santa Mariña

Iglesia de Santa Mariña en Sarria.Cruceiro de la iglesia de Santa Mariña en Sarria.

Subimos hasta la Villa, zona histórica del pueblo, para ver esta iglesia del año 1885. Concretamente, se encuentra en la rúa Maior junto a la plaza del mercado. Proyectada por el arquitecto de Santiago Sr. Domínguez, se construyó con cargo a la testamentaria de Juan María López.

Destaca su torre con aguja piramidal y su reloj. En su interior, alberga imágenes de los patronos de la villa, Santa Mariña y San Xoán, ambos de Isidoro Brocos; el Cristo crucificado de Magariños y las vidrieras de San Matías y Santo Andrés. Existen unas pinturas de los cuatro evangelistas que lamentablemente se encuentran muy deterioradas por el paso del tiempo.

Fuera de la iglesia hay un cruceiro de la escuela compostelana y en el muro exterior, una pintura de temática jacobea (venera o concha de vieira, la cruz y la estrella de Santiago) obra de la pintora Veloso.

Casa do Concello

Casa do Concello en Sarria.

Escultura de Alfonso IX en Sarria.

Subiendo por la rúa Maior y en la plaza de la Constitución se encuentra este edificio conocido como la Casa Vaamonde. Es de finales del siglo XIX y fue diseñado por el arquitecto Daniel García Vaamonde. Desde 1920 es además la Casa Consistorial con una reforma ejecutada en 1998. Aquí se encuentra además el servicio de información al peregrino.

Frente a ella, en la plaza, hay una escultura del rey Alfonso IX quien falleció en Vilanova de Sarria en el año 1230.

Hospital San Antón Abade

Lo fundó el clérigo Dionís de Castro y Portugal en 1589 y su objetivo era servir de acogida a los peregrinos que volvían de Compostela, quienes recibían alojamiento y limosna, fin para el que se utilizó hasta principios del siglo XIX. Luego serviría de sede de la obra Pía de los Hospitales de Santo Antón y San Lázaro, sede del regimiento de la Villa, la escuela de gramática y la de primeras letras, ayuntamiento y también funciones de cárcel entre 1996 y 1928.

Hospital de San Antón Abade en Sarria.

San Salvador

Una iglesia que se encuentra al principio de la rúa Maior. Data del siglo XIII y cuenta con una única nave rectangular con techumbre de madera y ábside semicircular. Una preciosa representación del gótico primitivo con un Pantrocrátor en su fachada norte, puertas y arcos de dicho estilo, aunque también tiene elementos románicos como el ábside de transición.

Iglesia de San Salvador en Sarria.

Pantocrátor de la iglesia de San Salvador en Sarria.

Fortaleza de Sarria

Fue creada en el siglo XIII para los tenientes del Condado de Sarria por concesión real. Posteriormente, los Reyes Católicos la concedieron a los Condes de Lemos y entre sus paredes pernoctaron los propios reyes Isabel y Fernando así como Carlos I y Felipe II. En su momento, contaba con varias casas en su interior, cuatro torres, fosos y contrafosos. Pero durante la Revolta Irmandiña a finales del siglo XV se derruyó.

Vuelta a reconstruir, se mantuvo en pie hasta 1860. El duque de Alba vendió los terrenos por mitades y diversas familias de la villa compraron la piedra de murallas y torres. Es por eso que sólo se conserva una torre de flanco de piedra de granito y losa de 15 metros de altura y una escalera. Está en estado de abandono así que por desgracia no se puede acceder a él.

Torre en pie de la fortaleza de Sarria.

Miradoiro do Cárcere

El mirador se encuentra al lado de la Prisión Preventiva y tiene un moderno curcero de Manuel Mallo así como un escudo municipal. Desde aquí se puede ver la parte baja de la villa con vistas al monte de Santa Cristina, la Cha de Santa Marta, la sierra de la Illoá, el monte de la Meda y la sierra del Iribio.

Vistas de Sarria desde el mirador de la cárcel.

Edificio de la Prisión Preventiva de Sarria, al lado del mirador.

Albergue monasterio de La Magdalena

La primera mención documentada de este monasterio es de 1219. Actualmente actúa como albergue de peregrinos.

Albergue monasterio de La Magdalena.

A Escaleira da Fonte

Es de mediados del siglo XIX y se conoce actualmente como Escalera Mayor (ya que desemboca a dicha calle), dando acceso a la parte histórica de Sarria desde el Arrabaldo.

Escalera Mayor de Sarria que da acceso al casco histórico.

Y para el buen yantar…

Como siempre que hacemos parada en Galicia no podemos dejar escapar la oportunidad de recomendar un par de lugares para ir a comer. Raxo, pulpo, pimientos del Padrón y carne estofada son algunos de los platos más típicos para reponer fuerzas.

  • A Pulpería do Luis

En la calle Calvo Sotelo número 124, una de las arterias principales de Sarria, junto al río. Sencillo y de precios populares, con mesas alargadas y bancos corridos para compartir con el resto de comensales. El pulpo es plato obligado y aunque no tienen carta como tal suele haber tres o cuatro platos más para elegir, como la empanada, la carne estofada con patatas o el lacón y de postre, queso con membrillo.

  • A Travesía dos Soños

Está al lado de la iglesia de Santa Mariña (Travesía da Igrexa, 5) y es un local con encanto que dispone de un comedor aparte en una casona de piedra y vigas de madera. En la parte delantera también se pueden degustar sus raciones amenizado por música. Está un poco escondido, pero si descubrís cómo llegar, no os arrepentiréis 😉

Más información sobre turismo en Sarria en este folleto (PDF).

Previous Aprende a disfrutar de las Fallas como un auténtico valenciano
Next Playas nudistas de Asturias: el paraíso del naturismo

Autor

El Viajero
El Viajero 158 posts

Viajero apasionado por España. Escribo sobre mis viajes y destinos preferidos en www.elmapadelviajero.com

También podría gustarte

Turismo en Salamanca 0 Comentarios

La Alberca, el epicentro de la Sierra de Francia

Situada en la Sierra de Francia, esta localidad salmantina es una de las de mayor atractivo turístico gracias a su arquitectura tradicional

Turismo cinematográfico 0 Comentarios

Películas de viajes: vacaciones desde el sofá

¿Y si pudieras decidir el destino de tus próximas vacaciones desde el salón de tu casa? Repasamos algunas de las mejores películas para viajeros.

Turismo de Sol y playa 7 Comentarios

Razones (de sobra) para viajar por España

Allí se me ponga el sol donde me den de cenar vino y jamón… nos dice el sabio refranero español. Y ¿qué mejor lugar para disfrutar de la puesta del

0 Comentarios

Sin comentarios!

Tu puedes ser el primero en comentar este artículo!

Deja tu respuesta