El huerto de Calisto y Melibea

El huerto de Calisto y Melibea

¿Quién no conoce o no ha leído una de las obras más universales de nuestra literatura española: Tragicomedia de Calisto y Melibea o más conocida como La Celestina? Pero seguro que no todo el mundo sabe que en la pequeña ciudad de Salamanca, existe ese lugar mágico y romántico donde se reunían los dos enamorados gracias a la alcahueta Celestina: El huerto de Calisto y Melibea o también llamado El jardín de Calisto y Melibea.

Este pequeño jardín, de 2.500 metros cuadrados, y de tradición musulmana, debería ser lugar de obligada visita para todos aquellos que elijáis Salamanca como lugar turístico y cultural. Está ubicado en el casco antiguo, en la muralla salmantina al lado del río Tormes. Y muy cerca tiene las catedrales, la nueva y la vieja, la casa Lis, la Casa de las Conchas, la Universidad y la Plaza de los Leones.

Sin duda, el parque de Calisto y Melibea es el lugar perfecto para hacer un alto en el camino y disfrutar de las vistas de la ciudad, del río Tormes, el Puente romano, la Catedral y del centenar de especies arbóreas que allí se encuentran.

Historia de los jardínes del Parque de Calisto y Melibea

La historia del jardín de los enamorados, la creó el escritor Fernando de Rojas para recrear la novela La Celestina en 1502. Calisto y Melibea quedaban en ese Huerto para alimentar su amor y su cómplice y artífice de aquellas quedadas era la prostituta y alcahueta Celestina.

Existe en este lugar mágico un pozo, llamado el pozo de los deseos donde los enamorados piden sus deseos tirando una moneda dentro. Y además de esta tradición, desde hace ya mucho tiempo, las parejas llevan un candado con sus nombres y lo cierran en las vallas o entre las enredaderas de la parra, símbolo de su amor eterno.

Huerto de Calixto y Melibea: Pozo de los deseos

Horarios y precios del Huerto de Calixto y Melibea

Los horarios del Huerto de Calixto y Melibea son bastante amplios puesto que está abierto desde las 10 de la mañana hasta la puesta del sol. El precio no será inconveniente para visitar los jardínes puesto que es totalmente gratuito.

Sin duda, un lugar muy recomendado para todos los enamorados y para los que no lo están, que tendrán el placer de sentir que están en un lugar lleno de amor y de belleza paisajística.

Previous Un puente de naturaleza en Madrid
Next Ávila, un viaje de ensueño por la Edad Media

Autor

El Viajero
El Viajero 158 posts

Viajero apasionado por España. Escribo sobre mis viajes y destinos preferidos en www.elmapadelviajero.com

También podría gustarte

Turismo cultural 1 Comentario

Qué ver en Pamplona en un día

Os proponemos una visita exprés a una ciudad con todos los ingredientes para hacer al viajero disfrutar: gastronomía, cultura y experiencias para todos los gustos.

Turismo en Madrid 2 Comentarios

Qué hacer en Madrid, la capital de los museos

Moda, monumentos, “terracitas”, bocadillos de calamares, arte, historia… En Madrid hay muchas cosas que hacer en solo un fin de semana. ¿Te apuntas?

Tendencias y Consejos 0 Comentarios

Regalos de San Valentín para viajeros

Si aún no tienes regalo para San Valentín, estás [casi] perdido. Menos mal que nosotros hemos pensando en ti y tenemos algunas ideas para tu alma gemela viajera.

3 Comentarios

  1. […] alquilar una bici y combinar las pequeñas caminatas por la ciudad con trayectos en dos ruedas. El Huerto de Calisto y Melibea, el Convento de las Dueñas, la Plaza Mayor y la Casa de las Conchas son algunas de las visitas […]

Deja tu respuesta