Consejos para viajar con niños (II)

Consejos para viajar con niños (II)

Ya están llegando al fin, pero aún no han terminado. Si todavía tienes días para disfrutar de tus vacaciones en familia o si te toca empezarlas ahora, ten en cuenta nuestros consejos para viajar con niños y no convertir la experiencia en una verdadera pesadilla.

  • Planificación, sin exagero:

Cuando te vas de vacaciones con pequeños pasajeros, es recomendable contar con una buena planificación de todo el viaje: los paseos, conocer con antelación los horarios de los principales servicios (desayuno, comidas, etc.), intentar asemejar la rutina diaria al viaje (baño, hora de acostarse, etc). Sin embargo, hay que ‘coger esta recomendación con pinzas’ para que el viaje no se convierta en un estrés constante para cumplir las ‘normativas’. Sé flexible, en la medida de lo posible, y sigue el ritmo de tus pequeños. Si ellos se adaptan a los cambios, no hay motivos para desesperación.

viajar-en-familia

La flexibilidad es la clave para no convertir un viaje con niños en una auténtica pesadilla

  • Motivación para todos:

No cargues con tus niños como se fuesen una maleta más. La clave para que disfruten del viaje consiste en involucrarlos en la experiencia y motivarlos: contarles la historia del local que visitan, sacar fotos para que puedan enviárselas a los amigos, comprar postales, ayudar que la escriban y las envíen, hacer un pequeño diario del viaje… Utiliza la imaginación y, según la edad de tu retoño, haz con que disfrute del paseo. Si lo hace, seguro que no tendrá tiempo para protestar (o un poco menos ;)).

  • Ropa cómoda:

Deja los lazos, petos y tirantes para los vermús del domingo. Los niños necesitan ropas cómodas para disfrutar de las actividades. Averigua qué debes meter en la maleta y adecua la indumentaria al clima de destino y utiliza siempre prendas que les permitan moverse sin problemas y que sean transpirables. El consejo también es válido para el calzado. Si compras algo nuevo, es mejor probarlo en los alrededores de casa para comprobar que el pequeño se sienta a gusto. No te olvides que la comodidad es siempre la mejor compañera de viaje.

viajar-con-niños

¡Conviértete en niño para disfrutar del viaje!

  • Conviértete en niño:

Puede sonar raro, pero uno de los consejos más importantes para los que viajan con niños es: «¡conviértete en niño!». Intenta mirar los destinos desde su perspectiva y disfruta de las actividades que a ellos les gusta.

Viajar con peques requiere un cierto esfuerzo para «cambiar el chip» pero el resultado lo compensa con creces.

Viajar en avión con niños

Tanto en trayectos cortos como en trayectos largos, más de una vez hemos comprobado los malabares que tienen que hacer los papás para que sus hijos estén a gusto y que no molesten a los demás pasajeros. No es una tarea sencilla, pero según la edad, los peques no entienden la situación y no tienen noción del tiempo.

En cuanto a los horarios de los vuelos, siempre que se pueda, conviene elegir los que coincidan con las rutinas de los peques: sueño, comidas, etc. Si no es así, intenta que se adapten a la nueva situación proporcionándoles lo que necesitan para sentirse cómodos: su comida (en los aviones puede llevarlas, aunque a veces el control de seguridad tarde un poco más de lo esperado); sus juguetes; muñeco o almohada preferida, etc.

viajar-en-coche-con-niños

Para largos trayectos en coche, es recomendable viajar con los niños durante la noche.

Viajar en coche con niños:

Los viajes en coche suelen ser más llevaderos, aunque también requieren algunos cuidados especiales para que los peques se sientan bien. Hacer paradas constantes, contar con comida, agua, juguetes y demás ‘arsenal’ para mantener a los niños alimentados, hidratados y entretenidos es fundamental.

Si el trayecto es muy largo, quizás te compense viajar durante la noche para que tus hijos no se enteren de la distancia. Ármate de mucha paciencia y no seas estricto con los horarios de llegada.

viajar-en-barco-con-niños

Consulta con el pediatra sobre la medicación para mareos.

Viajar en barco con niños

Los viajes en barco suelen ser los campeones en mareos. Antes de viajar, consulta con el pediatra sobre el medicamento que tu pequeño podría utilizar para minimizar estos síntomas.

Si tus peques ya no son bebés, además debes estar atento a sus movimientos por la embarcación. Generalmente las cubiertas cuentan con barandillas altas, pero no conviene ponerlas a prueba. En los barcos muy grandes los niños también corren el riesgo de ‘perderse’ entre tantos recovecos. Aunque lo más seguro es que lo acabes encontrando sano y salvo, es mejor ahorrarse el disgusto y mantenerlos bajo vigilancia todo el tiempo. En las pequeñas embarcaciones, no te olvides nunca de los chalecos salvavidas.

 

Previous Festivales de música en España: Agosto 2016
Next 6 Destinos nacionales para viajar en septiembre

Autor

El Viajero
El Viajero 158 posts

Viajero apasionado por España. Escribo sobre mis viajes y destinos preferidos en www.elmapadelviajero.com

También podría gustarte

Destacados 0 Comentarios

Playas nudistas de Asturias: el paraíso del naturismo

Aunque no todo el mundo habla de las calas asturianas, están ahí y son impresionantes. Entre las más destacadas, encontramos auténticos paraísos de la cultura naturista. ¿Las conoces?

Tendencias y Consejos 0 Comentarios

Regalos de San Valentín para viajeros

Si aún no tienes regalo para San Valentín, estás [casi] perdido. Menos mal que nosotros hemos pensando en ti y tenemos algunas ideas para tu alma gemela viajera.

Tendencias y Consejos 0 Comentarios

Viajes de fin de curso por España: los mejores destinos

Se acerca el fin del año lectivo y, para muchos, eso significa empezar unas vacaciones muy muy especiales. El viaje de fin de curso es el más esperado por los

1 Comentario

Deja tu respuesta