Cobertizo de Santo Domingo el Real

Cobertizo de Santo Domingo el Real

En la ciudad de Toledo hay muchos monumentos y rincones con encanto para visitar, la mayoría de ellos muy concurridos y con aglomeraciones sobre todo en las temporadas de verano donde la afluencia de turismo es más elevada. Pero existen lugares menos conocidos que merecen igual o aun más la pena de hacer una alto en el camino o desviarse de la ruta para poder contemplarlos. Este es el caso del Cobertizo de Santo Domingo el Real.

Cobertizo de Santo Domingo el Real

Cobertizo de Santo Domingo el real: Historia

Es uno de los cobertizos más largos e importantes de Toledo. No es más que una calle cubierta que comunica a diferentes conventos de la zona. Pero este cobertizo tiene historia, ya que fue la archiconocida y renombrada Juana la Loca, la que mandó tirar todos los cobertizos de la ciudad que no midieran por lo menos algo más de lo que ocupaba un caballero montado a caballo y con una lanza vertical. Muchas fueron las calles cubiertas que se destruyeron debido a su corta altitud que no dejaba entrar ni la luz y que hacía de ellas un lugar oscuro y cerrado, pero el Cobertizo de Santo Domingo permaneció intacto, debido a su gran altura y se encuentra en perfecto estado hasta la actualidad.

En este cobertizo se unen los conventos de Santa Clara y de las Comendadoras de Santiago. Las monjas de Santa Clara encuadernan libros y hacen dulces, y las Comendadoras de Santiago se encargan de una guardería.

Guarda la historia que en el Convento de Santa Clara se guardaban todas las llaves de la ciudad con las que se cerraban las puertas cada noche. Y la reliquia del Santo Sudario de Cristo, una de las más antiguas conocidas permanece en el Convento de las Comendadoras de Santiago.

El cobertizo de Santo Domingo el Real, es un lugar perfecto para pasear y dejar volar la imaginación, sobre todo si se hace de noche. Una belleza sin igual rodeado de conventos y por la plaza renacentista, obra de Juan Bautista Monegro en 1612. Un rincón escondido en Toledo que merece la pena visitar por lo menos una vez en la vida.

Previous Las Médulas, el Bierzo
Next Los Bufones de Pría

Autor

El Viajero
El Viajero 158 posts

Viajero apasionado por España. Escribo sobre mis viajes y destinos preferidos en www.elmapadelviajero.com

También podría gustarte

Destacados 0 Comentarios

Pierde el miedo a volar y salva tus próximas vacaciones

¿Cuántas veces te has replanteado unas vacaciones por tu profundo miedo a volar? Pues atento: puedes superarlo para tu próximo viaje y te enseñamos cómo conseguirlo.

Destacados 2 Comentarios

Qué ver en Zamora: El Monasterio de Moreruela

Adéntrate en el medievo con un recorrido por uno de los preciosos ejemplares arquitectónicos del siglo XII: el Monasterio de Moreruela.

Tendencias y Consejos 0 Comentarios

4 destinos diferentes para Semana Santa

Si planeas hacer una escapada en Semana Santa y no dispones de mucho presupuesto, aquí te damos algunas propuestas que pueden ayudarte a desconectar.

1 Comentario

Deja tu respuesta